varices

Uno de los problemas estéticos más odiados por las personas, son las varices en las piernas. Son un problema mayor de circulación, y que con unos simples ejercicios para prevenir las varices en las piernas podemos evitarlas.

Causa de las varices en las piernas

Las venas de pantorrillas y pies devuelven poco oxígeno hacia el corazón y los pulmones, al tiempo que tienen válvulas unidireccionales que no permiten que la sangre vuelva hacia atrás. Si estas válvulas se debilitan, es cuando aparecen las varices.

Esto se puede debe a una predisposición genética, la edad, la falta de ejercicio, los cambios hormonales. Una de las mejores formas de evitar las varices es mediante el ejercicio.

Ejercicios para prevenir las varices

Doblar las rodillas
Acostados boca arriba en el suelo, debemos flexionar una de las piernas hacia el pecho, sosteniéndola desde detrás de la rodilla. Mientras nos mantenemos así debemos hacer trabajar los músculos de las pantorrillas y los pies moviéndolos.

Pedalear
Puede ser en bicicleta, pero, si no tenemos una, vale recostarse en el suelo con los pies en alto. Mientras más elevadas estén las piernas en este ejercicio, es mejor para la circulación, y por tanto, las arañitas en las piernas van a desaparecer.

Caminar
Caminar es una forma simple de mejorar la circulación de las piernas, y lo mejor es que no se necesitan más que diez o quince minutos al día para ver los resultados de una caminata.

Levantar las piernas
Para hacer este ejercicio para prevenir las varices en las piernas de la forma correcta debemos recostarnos boca arriba en el suelo, colocar las manos en la parte baja de la espalda para protegerla, debemos elevar las piernas con los gluteos apretados y la espalda apoyada. Una pierna por vez, y debe quedar perpendicular al suelo, mantenerla hasta sentir la sangre fluir y comenzar con la otra. Para relajarse, debes acostarte con las nalgas prácticamente contra la pared, y debes levantar las piernas apoyándolas contra la pared.

Recomendaciones para evitar las varices en las piernas

Como no podía ser de otra manera, al ejercicio hay que ayudarlo con algunas recomendaciones:

Realizarse masajes en las piernas.
Mantenerse en su peso.
No utilizar pantalones super ajustados en telas que no sean elásticas.
Consumir poca sal, ya que esta retiene líquidos
Utilizar algunos medicamentos homeopáticos para mejorar la circulación puede ser una buena idea (centela asiática, rusco, semillas de castaño de indias).
Elevar las piernas durante algún período de tiempo, por ejemplo cuando dormimos.
Usar zapatos cómodos y preferentemente de poco taco.
No estar mucho tiempo sentado o parado.